Visto: 537

Así luce el recuento de daños para Intel después de Meltdown y Spectre

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
  La compañía sigue trabajando en soluciones y enfrenta temas legales como consecuencia de este caso.
Si tuviéramos que ponerle un nombre al inicio de este año para Intel, definitivamente tendría que ser Meltdown-Spectre, ya que, desde los primeros días de enero, estas fallas de diseño pusieron al mundo de cabeza al ser el típico caso donde se conocía la enfermedad, pero no la cura. Esto se agravó aún más cuando los parches emitidos por la compañía provocaron más caos en la industria al tener respuestas inesperadas en los equipos. Sin embargo, las malas noticias para Intel no se han detenido, ya que el recuento de daños para la compañía no luce nada prometedor.

En este sentido, quizá el tema más grave para la empresa con sede en Silicon Valley son las acciones legales a las que se han enfrentado después de lo ocurrido con las fallas de diseño de sus procesadores, de las cuales 30 pertenecen a acciones colectivas de usuarios que temen por la seguridad de sus equipos, centrando sus alegatos en las soluciones que ha ofrecido la empresa, no tanto el problema inicial.

Por otra parte, también hay dos demandas procedentes de grupos de accionistas, quienes acusan a la compañía de tener información previa de estas vulnerabilidades y no haber hecho nada al respecto, además de exponer supuestas declaraciones falsas por parte de algunos ejecutivos de la empresa. Respecto a este tema, Intel ha declarado que es imposible calcular los daños y pérdidas potenciales derivadas de dichas demandas.

Sin embargo, su equipo no ha dejado de trabajar en buscar soluciones efectivas para estos problemas, una muestra de ello es el lanzamiento de un nuevo firmware para mitigar los efectos de Meltdown y Spectre, enfocado en los procesadores de sexta, séptima y octava generación, es decir, desde Skylake hacia adelante, mientras que las plataformas anteriores tendrán que esperar un poco más.  

En teoría, el desempeño de este nuevo firmware tendría que mejorar la experiencia que tuvieron los usuarios con las versiones previas, ya que tanto Intel como sus socios habrían probado detalladamente esta actualización, pero la experiencia con el caso nos obliga a esperarnos para conocer la verdadera conclusión de este tema.

Para finalizar, podemos decir que el caso Meltdown-Spectre le dejará una clara lección a toda la industria, donde se reafirma que la seguridad para los usuarios debe estar por encima de cualquier otro aspecto en el desarrollo de plataformas, pues un error de esta envergadura podría crear pérdidas aún mayores de las que hemos visto hasta el momento.