Visto: 484

Blockchain, la tecnología que podría revolucionar al mundo digital

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hasta el momento hemos visto parte de su potencial con bitcoin pero su alcance podría beneficiar a diversos sectores de la sociedad.

Es posible que nunca hayas escuchado hablar de Blockchain, o quizá lo hayas hecho, pero no llamó tu atención, sin embargo, este es un buen momento para comenzar a familiarizarte con este concepto, pues se trata de una tecnología que podría ser la siguiente gran revolución digital, ya que su aplicación podría cambiar rotundamente la forma en la que interactuamos con nuestros semejantes, siguiendo una de las utopías más populares desde la creación de la sociedad: la información debe ser controlada por las personas, no por las instituciones.  

Blockchain, o cadena de bloques por su traducción al español, es una tecnología que vio la luz pública en noviembre del 2008, cuando se publicó un artículo titulado Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System, en una lista criptográfica de metzdown.com. Este escrito apareció firmado bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto, pero la persona que responde a este nombre, un ingeniero en sistemas de origen japonés que radica en Los Ángeles, negó rotundamente ser su creador, por lo que hasta el momento no se tiene la certeza de quién o quiénes son sus responsables.

En esencia, Blockchain es una tecnología que permite la transferencia de datos digitales bajo una compleja codificación, la cual se transmite y comparte a través de múltiples nodos, equipos de cómputo, independientes que registran y validan los datos compartidos, organizándolos en bloques de información. Su función es semejante a la de un libro mayor en contabilidad, donde se detallan todas las operaciones económicas, como entradas y salidas, quedando así un registro histórico compartido por todos. De esta manera, cada movimiento que se genera queda plasmado y validado en todos los bloques que conforman esta Blockchain, por lo que el sistema adquiere un alto nivel de seguridad, ya que en caso de que una unidad de información sea atacada o desaparecida, los datos originales se mantendrían intactos en toda la cadena de bloques a la que pertenecía. 

Este aspecto es una de las principales cualidades del sistema, ya que, en la actualidad, toda la información que compartimos y las aplicaciones que utilizamos dependen de un intermediario, como Google o Facebook. Por ejemplo, si por algún motivo se cayera el servicio de Gmail, las empresas que utilizan este sistema perderían el acceso a su información, hasta esperar a que dicha compañía restaure el error, situación que no ocurriría con Blockchain, porque los datos de cada empresa estarían replicados en cada bloque. Lo mismo ocurriría con una suplantación de identidad, dado que la información falsa no encajaría con los registros contenidos en toda la cadena de bloques, por lo que de inmediato sería rechazada por todo el sistema.

Es decir que, con Blockchain se eliminan los intermediarios que regularmente gestionan los datos que compartimos en la web, como los bancos. Es por este motivo que, en 2009, Nakamoto lanzó el primer software de Bitcoin, una criptomoneda de intercambio digital que funciona gracias a los principios de la cadena de bloques, por lo que los usuarios pueden compartir estas divisas, o comprar productos y servicios, sin la utilización de dinero físico, y por supuesto, sin la necesidad de un intermediario.

El área financiera es solo una de las modalidades en las que se pueden aprovechar los beneficios de las cadenas de bloques, también podría ser sumamente útil para otros sectores, como aquellos destinados al almacenamiento en la nube, al registro de propiedades o patentes, o incluso en los procesos electorales, debido a que la información estaría validada y gestionada dentro de una cadena de bloques prácticamente incorruptible, aumentando así la transparencia de este ejercicio cívico. Sin embargo, la libertad y flexibilidad de Blockchain también puede tener riesgos, por lo que su aplicación sigue siendo estudiada a nivel internacional. 

Como podemos ver, apenas estamos conociendo los alcances de esta tecnología, la cual tiene todo el potencial para cambiar la forma en la que vemos e interactuamos con el mundo, por lo que es importante darle seguimiento, para conocer sus nuevas aplicaciones y ser testigos de su posible consolidación en el mundo digital.

En MAPS News seguiremos compartiéndote lo último en este y muchos otros temas.