Visto: 449

La quinta generación de ciberataques ha llegado

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Así lo dio a conocer el Informe de Seguridad 2018 de Check Point, donde también se publicaron las tendencias más importantes a seguir en este año.

2017 fue crucial en lo que respecta al mundo de la ciberseguridad, ya que se evidenciaron las necesidades que aún tienen muchas empresas en este ramo, pues grandes corporativos fueron víctimas de ataques a gran escala, dejando en claro que aún hay mucho por aprender, y por hacer para enfrentar este tipo de amenazas. Así lo demostró el Informe de Seguridad 2018 de Check Point, el cual nos muestra un claro panorama de lo que sucedió, y lo que nos espera, en temas de seguridad cibernética. 

 De acuerdo con el reporte de Check Point, proveedor de soluciones de seguridad cibernética a nivel internacional, el año pasado se caracterizó por siete principales incidentes que, aparte de estudiar, deben servirnos como antesala de lo que puede venir. Estos fueron el robo de datos masivos, donde se vieron afectadas empresas como Equifax, Deloitte y Uber; los ataques de malware a nivel estatal, con escándalos como “Vault 7” de WikiLeaks y Dragon; el robo de criptomonedas; la prevalencia de los ataques de malware, con casos como “WannaCry”, “NotPetya” y “Bad Rabbit”; ataques DDoS, con situaciones mediáticas en Corea del Sur, Suecia y Reino Unido; ataques de botnets, como “Hajime”, “BlueBorne” y “IoTroop”; y finalmente, los ataques con malware móvil invasivo, donde el informe dio a conocer que todas las empresas investigadas tuvieron al menos un ataque de este tipo en el último año, además de descubrir que alrededor de 300 apps de Google Play, descargadas por cerca de 106 millones de usuarios, contenían algún tipo de malware.

Asimismo, el reporte nos ofreció un vistazo de las últimas tendencias en seguridad cibernética, entre las que destacan los ataques de malware en el ámbito de las criptomonedas, tanto en el robo de poder computacional de los usuarios para realizar minería ilícita, como en el hurto directo de criptodivisas. Otra de las tendencias que más preocupan a la industria es la nueva ola de malware enfocado en el sistema operativo MAC OS, donde destaca “OSX / Dok”, el cual tiene como objetivo interceptar las contraseñas del usuario y cualquier otra información sensible mediante el control de todas sus comunicaciones de red.

Otro de los temas a destacar en este sentido es el surgimiento de botnets industriales, mismos que están enfocados en infectar tantos dispositivos como sea posible, ya sea para ataques DDoS, cryptomining o publicidad masiva; donde destacan casos como “Mirai” y “Judy”, siendo este último uno de los más significativos, ya que se trató de un adware de clic automático que, con 18.5 millones de descargas, bien podría ser la infección de malware móvil más grande jamás registrada en Google Play. Estas nuevas tendencias de ataques, dice el reporte, puede deberse a que los hackers están aprendiendo de los mejores, es decir, de las mismas agencias de seguridad, ya que en muchos casos han usado sus mismos recursos para evolucionar y perfeccionar sus técnicas.

De esta manera, el Informe de Seguridad 2018 de Check Point nos advierte de la llegada de la quinta generación de ciberataques, caracterizada por los mega atentados, los cuales son más rápidos, invasivos y efectivos, por lo que las empresas deberían poner especial atención en elegir un sistema de seguridad adecuado, ya que hasta el momento, muchas de ellas están enfrentando esta nueva era con sistemas de seguridad de segunda o tercera generación, poniendo en riesgo no solo sus datos, sino en muchos casos el futuro sus compañías.