Visto: 180

¿Qué ha pasado con el almacenamiento y computo en la nube, y hacia dónde van en este 2019?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 La ciberseguridad será un tema importante que tomar en cuenta para todas las compañías que utilizan los servicios cloud computing.

Entre 2011 y 2012, el boom de las soluciones en la nube estaba en su máximo esplendor. En aquel entonces, empresas de todos los tamaños se ‘aventuraron’ a probar esta nueva tecnología, para adoptarla en su totalidad en unos cuantos meses tras descubrir que, con su implementación, podían reducir costos y aumentar su productividad. Sin embargo, con el paso del tiempo, el cloud computing se alejó un poco de la opinión pública, pero ello no significa que su importancia haya disminuido, al contrario, parece haberse especializado aún más, dado que, en la actualidad, juega un papel sumamente importante para una gran cantidad de compañías alrededor del mundo.

De acuerdo con información de IDC (International Data Corporation), se estima que en 2018 al menos la mitad del gasto en TI a nivel global fue destinado a distintas aplicaciones de cómputo y almacenamiento en la nube, por su parte, las compañías mexicanas registraron un aumento estimado del 32% en la adopción de servicios en la nube pública,
y un 18% en la privada. Y las expectativas para este 2019 son aún mayores, ya que se espera que la adopción del cloud computing, que involucra hardware, software y servicios, crezca en este año a tasas de 38.6%.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas en lo que respecta al tema, dado que esta tendencia podría detonar una nueva ola de ciberataques, debido a que la difusión y adopción de medidas de seguridad para este rubro no ha crecido a la par de la
popularidad de los servicios cloud, pues de acuerdo al informe sobre tendencias de ciberataques de Check Point, en 2018, 42% de las empresas a nivel mundial se vieron afectadas por ataques de una nueva modalidad de criptojacking, en la cual los hackers atacan los servicios de almacenamiento en la nube al introducir un malware en los teléfonos desde su proceso de fabricación, lo que podría representar solo el inicio de una amenaza que quizá se convierta en uno de los grandes villanos en temas de ciberseguridad en 2019.


A manera de conclusión, podemos decir que los servicios de almacenamiento y computo en la nube se encuentran en una etapa de especialización y maduración, donde las compañías deberán aprender a lidiar con los pros y contras de esta tecnología, sin olvidar que los cibercriminales siempre buscan ir un paso adelante, por lo que tendrán que colocar a la ciberseguridad en cloud computing como una prioridad en sus presupuestos para este 2019.