Visto: 484

NGFW de Forcepoint Serie 1000, una gran opción para dar el siguiente paso en ciberseguridad en pequeñas y medianas organizaciones

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Los firewalls de última generación de Forcepoint Serie 1000 (1035 y 1065), fueron diseñados para ofrecer un alto nivel de seguridad a los clásicos entornos de oficina.

En la actualidad, hay cientos de pequeñas y medianas organizaciones que, después de crecer durante algunos años, están a punto de dar el siguiente paso en lo que a seguridad cibernética se refiere, ya que ahora requieren de un sistema de defensa que esté a la altura de sus nuevas necesidades. Y, en este sentido, la Serie 1000 de firewalls de última generación de Forcepoint son una de las mejores opciones para dar este paso, pues fue diseñada específicamente para dar solución a los problemas digitales de este tipo de empresas.

Hablar de NGFW, o firewalls de última generación, a las pequeñas y medianas compañías puede ser una tarea difícil, ya que normalmente piensan que se trata de un tema complejo o lejano para ellos. Sin embargo, existen opciones en el mercado que entienden perfectamente esta situación, por lo que han desarrollado opciones de NGFW totalmente pensadas a sus necesidades, como el caso de la Serie 1000 de Forcepoint (1035 y 1065), la cual ofrece un alto nivel de protección con una curva de aprendizaje de fácil acceso.

201906 05 NGFWForcepoint01

Esta serie cuenta con una interesante combinación de funciones de red en un solo dispositivo, como lo son un firewall de capa 3 y un VPN con enrutamiento seguro, gateway VPN IPsec y NAT, así como un IDS de capa 2 y un IPS en línea, además de que tanto la Serie 1035, como la 1065, pueden utilizarse en clusters combinados de hasta 16 dispositivos; lo que representa un panorama perfecto para brindar protección a los clásicos entornos de oficina.

De esta manera, las múltiples capas de seguridad de los NGFW de Forcepoint, pueden convertirse en el aliado perfecto de las pequeñas y medianas organizaciones, gracias a que cuentan con un sistema de prevención de intrusos (IPS) integrado con defensas antievasión, inspección acelerada de tráfico cifrado, escaneo de archivos, detección de exploits, y proxies de aplicaciones de misión crítica, entre otras características y beneficios más. Aparte, su diseño de 1U de rack permite un uso eficiente de espacio y energía, lo que representa un control de costos y un mayor rendimiento para las compañías. Finalmente, es importante mencionar que ambas series, 1035 y 1065, son administradas a través del Centro de administración de seguridad (SMC) de Forcepoint, lo que ofrece aprovisionamiento centralizado, configuración rápida, y monitoreo holístico de hasta
2,000 dispositivos.

Es decir, que cuando hablamos de evolución en ciberseguridad para las pequeñas y medianas organizaciones, la Serie 1000 de Forcepoint es la mejor opción, aunado a la combinación de soluciones de la misma compañía, como Forcepoint CASB, Web, Email y DLP Security; las cuales les ayudan a construir un ecosistema digital más seguro y protegido ante cualquier tipo de adversidad.