Visto: 126

La Revolución Industrial se avecina: ¿Estás listo?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Las diferentes revoluciones industriales han traído consigo avances tecnológicos, progreso y nuevas formas de desarrollo humano.

Desde la creación de las máquinas impulsadas por carbón hasta la llegada del internet y la era digital, cada periodo de disrupción e innovación (revolución) a través de la historia ha generado grandes cambios, roto paradigmas y establecido un nuevo orden económico,
político y social.

De acuerdo con el Profesor Klaus Schwab, fundador y director ejecutivo del Foro Económico Mundial, en los próximos años se llevará a cabo (estamos en los albores de) una 4ª revolución industrial, que se caracteriza por ser la culminación y sinergia de aquellos avances que han ido permeando en la colectividad humana en las últimas décadas. Esta revolución industrial no sólo sacará provecho de innovaciones como la realidad virtual y aumentada, el internet de las cosas (IoT) y la Inteligencia Artificial, sino que borrará las barreras entre los mundos físicos, digitales y biológicos, impactando a su vez cada sector de las infraestructuras existentes, ya sean políticas, sociales, comerciales, económicas e interpersonales. Esta revolución podrá incluso poner en tela de juicio lo que implica ser humano.

Pero la 4ª revolución industrial es más que el adviento de los robots sentientes o la realización de cuán prescindible – o no – pueden ser los humanos; se trata de aprovechar al máximo los recursos con los que contamos (especialmente tecnológicos) para generar un auténtico cambio global en todos los sentidos. Las nuevas tecnologías podrían ayudarnos a deshacer el daño hecho al medio ambiente, a revitalizar una economía que favorece a unos pocos, a realmente unir a las personas a pesar de la distancia, los idiomas o ideologías. Cada revolución industrial ha tenido como principal objetivo el aprovechar (en ocasiones explotar) un recurso que previamente se consideraba superfluo en pos del progreso. Sin embargo, en esta ocasión, el recurso que se debe utilizar (mejorado aún más con ayuda de las nuevas tecnologías) es el mismísimo potencial humano.

201910 05 La4taRevolucion01

No obstante, y como es regularmente el caso cuando existe algún cambio trascendente en el acontecer común, existen muchos riesgos y preocupaciones que todos los líderes, especialmente los tomadores de decisiones deben considerar. Primordialmente está el tema ‘seguridad’, el cual conlleva otras particularidades como privacidad, invasión gubernamental y falta de individualidad en un espacio conectado (integrado); asimismo, existe la posibilidad de que gobiernos, empresas e instituciones no logren – o quieran – hacer la transición hacia una nueva era, lo cual eventualmente desemboque en fragmentación, inequidad y estancamiento.

Afortunadamente, esta 4ª revolución industrial es inclusiva, así que depende de las mismas personas, los ciudadanos ‘comunes’ el empoderarse con estas herramientas creadas por y para la gente, y colocarse a la vanguardia de este extraordinario cambio en el presente que sentará las bases – y marcará el rumbo – de nuestro futuro.

 

Fuente de información: https://www.weforum.org/about/the-fourth-industrial-revolution-by-klaus-schwab